¿Es lo mismo rehabilitar que reformar?

Rehabilitar o reformar una vivienda

Puede ocurrir que decidamos dar una nueva imagen a nuestra vivienda, pero que no sepamos realmente qué es lo que necesita. ¿Rehabilitar o reformar? Hay muchos términos entorno al mundo de la arquitectura que nos pueden confundir, de forma que en muchas ocasiones no consigamos saber si nuestra vivienda necesita una rehabilitación o una reforma integral. El objetivo del blog de esta semana es dar respuesta a estas dudas y explicaros qué es lo conseguimos al rehabilitar una vivienda o al reformarla.

En primer lugar, atendiendo directamente a la definición de estos términos: reformar significa hacer modificaciones en una vivienda con el fin de mejorarla y rehabilitar significa habilitar de nuevo o restituir algo a su antiguo estado. En ambos casos, supondría cambiar el estado actual de una vivienda.

Rehabilitar y reformar, según el CTE

Para ser más exactos, hay que tener en cuenta lo que entiende el Código Técnico de la Edificación por rehabilitación y reforma.

El CTE entiende por obras de rehabilitación aquellas que consigan los siguientes resultados:

  • La adecuación estructural, considerando como tal las obras que proporcionen al edificio condiciones de seguridad constructiva, de forma que quede garantizada su estabilidad y resistencia mecánica.
  • La adecuación funcional, entendiendo como tal la realización de las obras que proporcionen al edificio mejores condiciones respecto de los requisitos básicos a los que se refiere este CTE.
  • La remodelación de un edificio con viviendas que tenga por objeto modificar la superficie destinada a vivienda o modificar el número de éstas, o la remodelación de un edificio sin viviendas que tenga por finalidad crearlas.

En cuanto a las obras de reforma, el CTE entiende que engloban las de ampliación, modificación o rehabilitación, que se realicen en edificios que ya existan. Eso sí, estas obras tienen que ser siempre compatibles con la naturaleza de la intervención y con la protección que necesiten los edificios que vayan a ser reformados.

¿Rehabilitar o reformar?

Teniendo todo esto en cuenta, muchos de vosotros os preguntaréis… ¿cuál es la mejor opción? La respuesta es sencilla, depende. Y, principalmente, depende del estado de la vivienda. Al hablar de reformar, normalmente nos referimos a modificar el estado de una vivienda que no tiene porque estar en un mal estado previo, mientras que si hablamos de rehabilitación, subyace de fondo el hecho de que esta vivienda no se encontraba en buen estado, y que, por tanto, la rehabilitación era necesaria para seguir viviendo en ella.

Además, en un proceso de rehabilitación se cambian o modifican elementos estructurales para garantizar la perfecta conservación de la vivienda, su estabilidad y su capacidad de ser habitada. Por lo que estas rehabilitaciones van a más allá, abarcando no solo obras en el interior de una vivienda sino que también en su cubierta o fachada.

¿Estás pensando en reformar o rehabilitar tu vivienda? En Estudio Matmata somos expertos en este sector y llevaremos a cabo un análisis del estado de tu vivienda para conocer cuáles son los cambios que necesita. Puedes descubrir nuestras obras de rehabilitaciones y reformas aquí y ponerte en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso.