Reforma integral de vivienda adaptada en Zaragoza

Cada cliente es único y, desde Estudio Matmata, intentamos acoplarnos siempre a sus necesidades y gustos para hacer de su nueva casa un sitio donde sentirse reflejado y cómodo. Esto hace que cada reforma integral también sea única y diferente, totalmente personalizada y adaptada a las características del espacio disponible y del cliente.

En esta ocasión, nuestro equipo de profesionales tuvo que diseñar una vivienda acondicionada a una clienta con movilidad reducida. Por lo que, a la hora de plantear el proyecto, nuestros arquitectos tuvieron que tener en cuenta una serie de cuestiones esenciales para crear un espacio en el que pudiera hacer su día a día sin ninguna clase de obstáculo ni impedimento.

Partíamos de una vivienda de 66,5 metros útiles, de los cuales hemos intentado sacar el máximo partido posible creando espacios amplios y acogedores, por los que la clienta pudiera desplazarse con total facilidad. Para ello, en esta reforma integral demolimos todos los tabiques y redistribuimos sus superficies, creando estancias totalmente nuevas que aprovechan al máximo la luz natural y que son de fácil acceso. De este modo, el piso ha quedado dividido en cocina unida al salón-comedor, dos dormitorios y un baño adaptado. Además, se ha generado un espacio de entrada/acceso a la vivienda más amplio —a modo de transición entre la zona de día y la de noche—, con un armario empotrado adaptado.

Uno de los objetivos de este proyecto ha sido conseguir crear una sensación de amplitud, además de generar estancias donde nuestra clienta pudiera hacer su día a día sin ninguna clase de dificultad. Por lo que unificar espacios era una de las soluciones más factibles para conseguir ambos objetivos.

De esta manera, se ha unificado la cocina y el salón-comedor en un solo espacio, convirtiéndolo en el protagonista principal de la vivienda. Además, se ha aprovechado la terraza de la cocina y la ventana situada en el salón para conseguir mayor luz natural e intensificar la sensación de espacios grandes y bien iluminados. Esto se complementa con la iluminación artificial led que se acopla para crear un conjunto agradable, acogedor y natural. Asimismo, para reforzar esa unión entre ambas estancias se ha optado por el mismo modelo de pavimento, Forest Fresno de la marca Porcelanosa.

Introduciéndonos en la cocina, esta se ha adaptado totalmente a las condiciones de nuestra clienta, con muebles y electrodomésticos de fácil acceso y manejo, totalmente integrados y colocados a una altura óptima que pueda darle la máxima independencia y comodidad en su día a día. Además, su diseño y distribución son sencillos de acuerdo a que pueda realizar cualquier actividad con los mínimos inconvenientes y de manera totalmente autónoma.

En cuanto a términos de estética, vemos que dominan los tonos marrones de la encimera y la pared, para la cual se ha usado el modelo de baldosa de Antique Brown de la marca Porcelanosa. No obstante, estos quedan contrarrestados con el blanco de los muebles, creando, en conjunto, una zona cálida y acogedora. Del mismo modo, la geometría conseguida a partir de las líneas rectas del mobiliario aporta a este cuarto la sensación de amplitud y calma.

Siguiendo con el objetivo de crear un entorno totalmente adaptado para poder moverse por la casa sin ayuda ni obstáculos, se optó por introducir puertas correderas de un metro de ancho y lacadas en blanco, ya que se trata de un elemento que aumenta el espacio de maniobra y que, además, facilita su manejo.

Respecto a ambos dormitorios, se ha continuado con el mismo pavimentado en tono gris —modelo Forest Fresno—, mientras que sus paredes se han pintado en blanco, exceptuando uno de sus laterales, para el cual la clienta ha decidido destacarlo en azul verdoso, en una de las habitaciones, y en un tono rosado en la otra.

Por último, otro de los espacios más importantes a tener en cuenta a la hora de plantear la reforma ha sido el baño, ya que se ha tenido que facilitar el acceso al lavabo, estando este a una altura adecuada, con suficiente espacio libre por debajo y respetando las dimensiones de la silla de ruedas. Además, también se ha dispuesto una zona lateral para un posible acompañante o para que nuestra clienta pueda realizar las maniobras de salida y rotación sin ningún impedimento. En cuanto a elementos sanitarios de ayuda, se ha incorporado un grifo de tipo palanca clínica, además de haberse instalado barras de apoyo antideslizantes.

Respecto a la estética, este baño puede recordar a una zona de spa debido a los materiales que se han empleado: Liston Oxford Natural para paredes y Oxford Natural para el suelo, ambos de la marca Porcelanosa. Es una combinación que en Estudio Matmata solemos emplear a menudo en muchas de nuestras reformas integrales, ya que al mezclar materiales en tonos madera y blancos se consigue un espacio cálido, claro y tranquilo, donde poder relajarte tras un día de mucho estrés en el trabajo.

Ya sabéis que uno de los servicios estrella de Estudio Matmata son las reformas integrales en Zaragoza. Como empresa de reformas especializada nos encargamos de todo el proceso necesario para ejecutar una reforma: estudio y diseño previo del proyecto, la gestión de todos los trámites y licencias necesarios y un exhaustivo control de obra y de calidad. Una adecuada planificación y una continua coordinación integral son la clave del éxito. Y como veis esta reforma en Zaragoza que os mostramos hoy es un claro ejemplo de lo bien que funciona que un mismo equipo trabaje tanto la parte técnica como la obra completa.

¿Estás pensando en reformar tu vivienda? En Estudio Matmata creemos en el valor de nuestro oficio, por eso, como especialistas en reformas integrales en pisos en Zaragoza, sabemos cómo podemos ayudarte. Si quieres conocer nuestros trabajos y saber cómo ejecutamos una reforma integral no dudes en ponerte en contacto con nosotros y echar un vistazo a nuestra web.