¿Parqué de madera o pavimento porcelánico para una reforma integral?

reformas integrales con parqué de madera o pavimento porcelánico

Mucha gente se encuentra con dudas a la hora de decidir qué tipo de suelo quiere instalar en su próxima reforma integral, existe la eterna duda entre el parqué de madera o el pavimento de gres porcelánico. La verdad es que como dice el dicho popular “para gustos los colores”, pero aún así, en Estudio Matmata queremos darte algunos datos de interés que quizás te ayuden a decantarte por uno u otro.

Por un lado, el suelo de madera aporta una calidez al ambiente que no nos otorga el pavimiento porcelánico. Esta calidez no solo actúa como aislante calorífico sino que también transmite una cierta calidez visual al ambiente, mientras que los suelos de gres suelen radiar una mayor frialdad, ya que en su origen no dejan de ser un materia cerámico.

Sin embargo, el paso del tiempo pasa mucha más factura a los suelos de madera. Si eres muy cuidadoso y estás al tanto de que el suelo no se deteriore, no tienes que tener ningún problema con el suelo de madera. Pero si por el contrario, hay mucho transito en tu vivienda, tienes mascotas o zonas que dan al exterior, una opción más práctica es un suelo de pavimento porcelánico. Estos pavimentos porcelánicos además, imitan las texturas de la madera natural, de manera que se puede disfrutar de la estética de un suelo de madera sin preocuparse por su mantenimiento.

Ventajas pavimento porcelánico para una reforma integral

Te preguntarás qué otras ventajas ofrece el pavimento porcelánico, muy fácil, a continuación te hacemos un resumen:

  1. El pavimento porcelánico no se ve afectado ni por la luz solar ni por los arañazos, que en cambio, sí hacen mella en el parqué de madera
  2. Un mantenimiento sencillo
  3. Se puede instalar en cualquier zona de la casa, incluso en los baños y la cocina, pese a que sean zonas húmedas
  4. También son aptos para zonas exteriores
  5. Resisten el desgaste que producen las mascotas
  6. Hay infinidad de acabados y tonalidades entre los que poder elegir

En definitiva, la durabilidad es lo que más se valora de estos suelos de pavimento porcelánico, y es que no necesitan de mantenimientos especiales, que sí son necesarios en el caso de contar con un suelo de madera.

La respuesta al dilema “¿suelo de madera o pavimento porcelánico?”, depende por tanto da cada uno de nosotros, de las necesidades de nuestra vivienda, del tiempo que podremos otorgar al mantenimiento del suelo, y sobre todo, de nuestros gustos. Pero como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejamos el link del resultado de una de nuestras reformas, en la que instalamos un suelo de pavimento porcelánico en una cocina y un baño.

Como ya sabéis, desde el equipo de arquitectos de Estudio Matmata nos encargamos de realizar todo los proyectos de manera personalizada, escuchando y evaluando los intereses del cliente. Sólo de esta forma, se es consciente del precio de las tareas que se llevan a cabo, a la vez que  se comprende la importancia y la necesidad de realizar cada una de ellas.  Además, si quieres conocer nuestros trabajos y saber cómo ejecutamos una reforma integral no dudes en ponerte en contacto con nosotros y echar un vistazo a nuestra web.