¿Puedo tirar un tabique sin pedir permiso al ayuntamiento?

Licencias para reformas en Zaragoza

Si hay una duda común en todas las reformas de viviendas son, sin duda, las licencias y permisos municipales que hay que pedir. Es una de las preguntas más frecuentes que nos hacen nuestros clientes cuando llegan a nuestro estudio de arquitectos en Zaragoza para realizar una reforma integral. ¿Se pueden hacer reformas en casa sin una licencia de obra? ¿Y si no tiro tabiques? La respuesta es clara y sencilla: no. Lo hemos explicado en anteriores ocasiones: cualquier tipo de obra, aunque sea pequeña, necesita un permiso de obra y este puede ser menor o mayor.

A modo de resumen, tenemos que tener claro que por muy pequeña que sea la obra a ejecutar siempre hay que pedir licencia. Hoy, hablaremos de qué sucede cuando tiramos un tabique en una reforma integral y qué peculiaridades tienen estos elementos:

  • En primer lugar, tenemos que diferenciar las paredes o muros de carga y los tabiques que, por supuesto, no son lo mismo. Las funciones de ambos son diferentes, así como sus espesores o el tipo de ladrillo empleado en su construcción.
  • Los muros de carga, también conocidos como muros portantes, son aquellos que soportan el peso de parte de la estructura del edificio o vivienda. En ellos, por ejemplo, descansan vigas y viguetas que “sujetan” los forjados superiores, de ahí la función estructural de estos elementos.
  • Por su parte, los tabiques son simples elementos de división, construidos normalmente con ladrillos de poco espesor y no soportan cargas. Por lo general, un tabique tiene un grosor aproximado de 10 centímetros mientras que un muro de carga supera los 30 cm.
  • Dependiendo de las ciudades, para según que trabajos tendremos que pedir permiso al ayuntamiento. En Zaragoza, si eliminamos un tabique divisorio que reduzca el número de dormitorios (no se trata de un trabajo estructural pero comporta un cambio en las condiciones de habitabilidad) o si cambiamos el uso de la construcción de local a vivienda, también habrá que pedir un permiso de obra mayor al ayuntamiento. Según la Ordenanza Municipal de Medios de Intervención en la Actividad Urbanística (MIAU) las obras menores de acondicionamiento de viviendas o locales, de reparación o renovación de terminaciones de suelos, techos o paramentos, no podrán afectar a las distribuciones de los espacios interiores ni a los elementos.
  • En resumen, el permiso de obra menor lo solicitaremos cuando los trabajos sean pequeñas obras de simple reparación, decoración o cerramiento que no precisen de proyecto técnico. Por otra parte, pediremos una licencia de obra mayor para aquellas obras de nueva planta o de ampliación de superficie que sí necesiten un proyecto técnico.
  • Además de la necesidad o no pedir estas licencias, hay que tener en cuenta no infringir la normativa de habitabilidad de las viviendas. A veces, cambiamos la distribución de nuestro piso y no valoramos que tenemos que respetar algunas superficies mínimas de algunas estancias. Por eso, es importante que todo el proceso de reforma de una vivienda esté guiado por un profesional.

Como ya sabéis, desde Estudio Matmata nos ocupamos del proceso de reforma completo, desde la petición de las licencias hasta la realización de las obras. Si tenéis cualquier duda sobre algún aspecto de una reforma integral en Zaragoza, no dudéis en escribirnos a nuestro correo electrónico info@estudiomatmata.com