Ventajas del suelo laminado

Suelo laminado

 

El suelo laminado se ha convertido en una de las alternativas preferidas en las reformas integrales para renovar el suelo de nuestra casa a un coste mucho menor que el de madera natural.  Los suelos laminados ofrecen un acabado muy similar al del tradicional parquet con una resistencia mayor y un mantenimiento de lo más sencillo, además es muy fácil de instalar.
A parte de unos innumerables acabados y tonalidades con los que podemos jugar para nuestros diseños de interiores, el suelo laminado tiene multitud de ventajas respecto al suelo de parquet o madera tradicional.

Os dejamos algunas de estas ventajas, de las cuales Estudio Matmata nos aprovechamos para incluir en nuestros proyectos y obras:

 

- Amplia gama de diseños con tonalidad y texturas realistas
- Buena resistencia al desgaste superficial, resistencia a golpes y a los arañazos.
- Buena resistencia a la humedad
- No decolora con el paso del tiempo ni la luz
- Fácil mantenimiento
- Respetuoso con el medio ambiente
- Buen comportamiento frente al fuego
- Antiestático